Chat de sexo amiz

15-Sep-2019 17:25

Entre ellos, hay machos hipersexuales, de esos que prometen desnudarnos con los dientes y que levantan temperatura con cada mensaje, pero que –¡ohhh, una pena!– viven demasiado lejos como para generar un encuentro real.

Los chats son un marco propicio para sostener la imagen del cazador, hasta el punto donde hay que franquear el marco de la pantalla.

Sentir que podemos llegar a fascinar al otro es un motor fuerte, porque lo que más nos gusta de las redes... Cuando lo que nos impulsa es el ego, es muy fácil que el encanto se rompa.

Y cuando un encuentro se da de una forma no tan perfecta, lo que podría ser anecdótico al comienzo de una relación se vive como un fracaso y nos resta paciencia para buscar qué más puede haber en el otro o que más puede el otro encontrar en nosotros.

Están viajando por el mundo, terminando una relación difícil, haciendo negocios brillantes.

Otros cuidan abuelas enfermas o juntan comida para los perritos del refugio.

Los chats son un marco propicio para sostener la imagen del cazador, hasta el punto donde hay que franquear el marco de la pantalla.

Sentir que podemos llegar a fascinar al otro es un motor fuerte, porque lo que más nos gusta de las redes... Cuando lo que nos impulsa es el ego, es muy fácil que el encanto se rompa.

Y cuando un encuentro se da de una forma no tan perfecta, lo que podría ser anecdótico al comienzo de una relación se vive como un fracaso y nos resta paciencia para buscar qué más puede haber en el otro o que más puede el otro encontrar en nosotros.

Están viajando por el mundo, terminando una relación difícil, haciendo negocios brillantes.

Otros cuidan abuelas enfermas o juntan comida para los perritos del refugio.

Todos retocamos sus colores, elegimos sus encuadres y buscamos resplandecer.